viernes, 20 de diciembre de 2013

¡ ADIOS 2013… BUEN VIAJE ! ! !



¡Y por lo que más quieras, no se te ocurra volver! Que como decía mi abuelo… “Para muestra, con un botón basta” y por desgracia hemos tenido trescientos sesenta y cinco botones ¡Demasiados botones para tan estrecho traje!

Antes de que nos abandones, quiero pedirte un pequeño favor. Quizás porqué, dentro de todo y debido a andar cogidos de la mano, me he encariñado contigo, pese a que has sido un niño bastante malo ¡Cuando marches, no lo hagas solo que es muy aburrido y el viaje se hace demasiado largo y pesado! 

¡Llévate a unos cuantos, para que te acompañen! ¡Si no sabes a quien llevarte, dímelo! ¡No tengas reparo en ello, porqué tengo una extensa lista preparada y podrás encontrar de todo en ella! ¡Hay donde escoger! ¡Puedes hasta pasarlo bien en el viaje! Y cuando te canses de su compañía, los puedes dejar tirados en un desierto o comprarles un bosque, para que se pierdan en él ¡Total… para lo que sirven! ¡Pero, por favor.. no les enseñes el camino de regreso, porqué serían muy capaces de volver! Y como también decía mi abuelo, “Volvieron y la jodieron” y es que, bien mirado… cualquiera deja perder un chollo como el que tienen.

No obstante, en honor a la verdad, debo decir en tu favor que, dentro de todo, has sido un año muy ameno y movido ¡No hemos tenido tiempo para aburrirnos! ¡Nos has tenido distraídos y ocupados cada día! ¡Incluso, has procurado que tuviésemos distracción preparada para el día siguiente! ¡Has sabido complacer a todos los gustos!

¡Que a alguien no le gusta trabajar, pues ahí tienes el paro! ¡Qué caramba! ¡Qué si te gusta trabajar, pues te fastidias, haces vacaciones permanentes y así estarás más descansado cuando vuelvas al tajo! ¡Si es que vuelves algún año de estos!
¡Qué tienes una casa pequeña y necesitas más espacio! ¡Pues nada, todo arreglado! ¡Desahuciado y la puñetera calle, que estarás más ancho! Y el que escribió aquello de… “Todos tenemos derecho a una vivienda digna”, se queda tan pancho, más ancho que una pianola y pensando para sus adentros - ¡Y encima se lo creyeron, los muy memos!!!
¡Que tu hijo es un cerebro privilegiado y cuando termina la carrera se tiene que marchar al extranjero! ¡Te fastidias! ¡Haber dejado que sea un inútil y haberlo metido en política, que son los únicos que cobran buenos sueldazos y les cae algún que otro sobre de vez en cuando!

No obstante, querido 2013, yo creo que dentro de todo, no nos podemos quejar ¡No tenemos ningún derecho a quejarnos! ¡Si nos quejamos nos arrean palos por un tubo! ¡Y ahora que hasta te podrá atizar el portero del hotel, si lleva uniforme, puede ser la rehostia de divertido! ¡Para ellos! ¡Y no te digo yo, cuando tengamos el camión manguera! ¡Toda una pasada!

¡Que te gusta la corrupción, pues estás en tu ambiente! ¡Hasta un mafioso que se quería instalar aquí, se ha ido con la música a otra parte! ¿Será que ha visto que existe toda una escuela y le robarían hasta los calzoncillos? ¡Digo yo, por aquello de decir algo que sea coherente y venga al caso!

Pero volviendo a tu viaje, repito ¡Puedes ir bien acompañado! A uno de los principales, tendrás la molestia de tener que llevarlo de la mano, pues es especialista en tropezar por todas partes ¡Se arrea cada leñazo que clama al cielo! Hay otro que no te molestará mucho, ya que te hablará desde una tele de plasma, que podrás cerrar cuando te dé la gana. Además tiene una gran ventaja y es que siempre te avisa con la frase “Fin de la cita”, cuando ha terminado de hacer el imbécil. Pero hay dos con los que tendrás que estar muy pendiente ¡Pueden hacer que el viaje te resulte excesivamente largo! 

Suelen pararse, cuando menos te lo esperas, para tomarse un “relaxing café con leche” o arrearle a la botella. Además, si les dices algo, te contestan en inglés ¡Pero en el inglés que se habla en Matalascañas! ¡Tela marinera!
¡Que no te pase nada, amigo mío! ¡Que no te pase nada!
Sobre todo, antes de que nos dejes, quiero pedirte un pequeño favor ¡Cuando marches, no lo hagas sobre el Mediterráneo! ¡Hazlo sobre la Fosa de Las Marianas, por si el destino hace que se te caiga alguno, o más de uno! ¡Que puedan practicar, sin problemas, la inmersión a pulmón libre!
Todo un año de compañía, se merece una cariñosa y efusiva despedida.
¡Que tengas un buen viaje y por favor…no se te ocurra volver jamás!!!
Esperando que tu hijo se comporte mejor que tú, se despide
                       Manel